Rosa Alvarao

“Con mis primas íbamos a caballo en las noches de luna más allá de La Cueva de la Chela; antes del maremoto todo eso era playa. Y una vez vimos en Piedra Guacha un bulto oscuro, blanco, con dos luces como ojos; Mis primas arrancaron. Y el bulto desapareció. Yo dejé un bastón en medio de la mata, para marcar el entierro".
"Días después yo iba a Corral con mi tía, y revisamos la mata: Estaba el puro hoyo no más. Habían sacado el entierro”.

0 comentarios: