Rosa Alvarao

Este relato me lo envió Osvaldo Cartes Martínez. Yo no lo conocía:

"No rcuerdo bién la historia, pensé ke tu la sabías...pero a grandes rasgos trata de unos pescadores ke alojaron en una de las tantas cuevas naturales del sur y uno de ellos lavó su ollita de esas ke s usan para llevar comida a la pega, de las ke usan los de la constru...
y para secarla la dejó boca abajo en una roca y cuando la kiso sacar kedó adherida a la roca y por más fuerza ke le aplicaba no logró sacarla y tuvo ke dejarla ahí...y en unas de las tantas salidas al mar pasó de nuevo por ahí y se le ocurrió ir a ver la ollita ke habia dejado y se encontró con la sorpresa de ke la olla estaba más grande, como inflada, y mientras más tiempo pasaba...más grande se hacía. Y nunca nadie puso despegarla de la ....pensé ke mi gúely te la había contado".

0 comentarios: