Rosa Alvarao

Mi tío Juan nos cuenta que cuando mi abuelita estuvo en cama, se asomaba por la ventana a mirar todo lo que ocurría alrededor de su casa. Una vez, tío juan estaba buscando algo. "¿Qué buscas hijo?" preguntó ella. "La picota. Se me perdió la picota, por aquí debe estar" le contestó mi tío. Y tan grabado le quedó eso a mi abuelita, que a partir de ese día, cada vez que llegaba alguien a verla, ella le contaba: "Oiga, sabe que a mi hijo Juan se le perdió el pico. Ahí lo andaba buscando en el patio...". 

0 comentarios: