Rosa Alvarao

Hace mucho tiempo quería incluir esta sección en el blog de La Rosa Alvarao. Cuando era niño, una vez me quemé del cuello hacia abajo con aceite hirviendo. Recuerdo claramente cómo mi abuela hizo una mezcla con barro del monte, agua de vertiente, llantén, matico, y otras hierbas que desconozco. Puso la cataplasma en toda la zona de la quemadura, y me hablaba tranquilizándome. Y gracias a ello, no me quedó siquiera una marca. 

Siempre sus remedios eran así; milagrosos, naturales, misteriosos, y acompañados de palabras de amor. Y lograban los efectos deseados. Por supuesto, siempre hay que ir al doctor; la misma Rosa Alvarao lo hizo muchas veces. Pero para quienes conocen el poder del monte y del amor, dejó aquí las recetas de los remedios con los que ella sanó a mucha gente, incluyéndome. Remedios con sabor a ciencia, pero también a sur y tradición campesina, que conozco gracias a que ella misma me los dijo, o que recopilé consultando con mis primos y especialmente, con mis tíos y tías, que fueron sanados tantas veces por ella. Haga la mezcla, póngala en un vaso, y nómbrese a Dios Señor...

- CÁLCULOS RENALES
- AMIGDALITIS
- CISTITIS
- DIVIESOS
- VÁRICES
- DOLOR DE OÍDOS
- PROBLEMAS BRONQUIALES
- CABELLO DÉBIL
- QUEMADURAS
- FIEBRE



0 comentarios: